Elaboración

Ingredientes

Tierra de Frontera está elaborada a partir de agua, cebada, trigo, lúpulo y levadura.

  • Agua procedente del acuífero de la Sierra de Frailes.
  • Malta de cebada seleccionada.
  • Trigo de alta calidad.
  • Las mejores variedades de lúpulo.
  • Levaduras obtenidas de cepas elegidas.

Estos ingredientes se mezclan siguiendo un proceso totalmente artesanal. El resultado es una cerveza natural, con refermentación y gasificación natural en botella. No está filtrada ni pasteurizada. La calidad de Tierra de Frontera se puede apreciar a través de los sentidos: la vista, el olfato y el gusto.

Proceso

El proceso de elaboración artesanal de Tierra de Frontera se inicia antes de entrar en fábrica. Seleccionamos las mejores materias primas disponibles en el mercado, según las necesidades que dicta nuestra receta personalizada.

Una vez en la sala de producción, y tras moler minuciosamente la malta, ésta se somete a una paciente infusión en agua para extraer todas sus propiedades nutritivas. Así obtenemos el primer mosto, precursor de nuestra futura cerveza.

Siempre siguiendo un proceso prácticamente manual, regulado en todo momento por el saber hacer de nuestro maestro cervecero, el mosto es seguidamente cocido junto a los lúpulos. En esta etapa se materializa el alma de la cerveza. A partir de aquí, la levadura completará el trabajo de nuestros artesanos. En unos días, en un proceso casi mágico, el contenido de los tanques de fermentación dejará de ser mosto azucarado, transformándose lentamente en nuestra preciada cerveza.

Llegado el momento, procedemos al envasado de Tierra de Frontera. Sin sufrir filtración ni pasteurización, conserva absolutamente inalterables todas sus propiedades nutritivas y sensoriales. Tanto que, como los grandes vinos, la cerveza sigue viva dentro de la botella, produciéndose una segunda fermentación que gasifica el producto de forma totalmente natural. Cuando te haces con una botella de Tierra de Frontera, estás tomando un producto con personalidad exclusiva.